sexo oral con o sin preservativo

Sexo oral Con o Sin Preservativo: Hablan Escorts con Experiencia

¿El sexo oral con o sin preservativo? No es lo mismo. Para quienes trabajan brindando sus servicios sexuales, se enciende un viejo debate: ¿Oral con o sin?

Por un lado, está la salud personal, un criterio que debería ser vital siempre. De ahí que el sexo oral con condón sea una exigencia inamovible de muchas, una garantía de protección para las prostitutas contra posibles enfermedades sexuales. Sin él sería todo a suerte y verdad, ya que difícilmente obtengan en sus manos análisis de clientes para certificar que está todo OK.

Pero por el otro lado, también es cierto que el sexo oral sin preservativo tiene otra tarifa. Generalmente, se cobra por un dinero mucho mayor que el oral con condón.

Algunas no tienen problema en brindar sexo oral al natural y otras lo hacen a discreción, según el cliente.

Las prepagos que son muy selectivas con su clientela, a veces se permiten ciertas excepciones y asumen los riesgos. Y no sólo para conseguir unos pesos o dólares más; en ocasiones, también lo prefieren, sexualmente hablando.

En todo caso, se trata de una elección de cada una, una opción plenamente personal.Algunas lo hacen y otras no.

A diferencia de la penetración sin protección, algo que prácticamente todas están en contra, el sexo oral con o sin condón genera un debate abierto, con opiniones divididas.

Para conocer las impresiones de un lado y otro, van algunos fragmentos que describen las experiencias de una mujer que prefiere mantener sexo oral con condón, así como de una más veterana que practica oral sin protección; basadas en 2 relatos publicados en SAAFE.INFO, portal que ofrece asesoramiento a escorts, a través de consejos e información muy variada.

Testimonio 1 – Sexo oral con

sexo oran con preservativo

“Cuando por primera vez comencé a vender sexo, mi primer jefe [en el salón en que trabajé] me aconsejó que, a menos que me ‘especializara’ [es decir, que ofreciera oral sin protección y anal con protección], no ganaría un buen salario. Aparentemente, se llevaría a casa una cantidad promedio diaria muy por debajo de la que sus ‘mejores chicas’ podrían esperar como ganancia diaria”.

“(…) Sin embargo, algo me hizo sentir incómoda con la idea de dar sexo oral sin condón a los clientes. No me malinterpreten, en mi vida sexual personal con parejas que elijo, en lugar de aquellas que me pagan para proporcionar un servicio que adoro, me deleito en hacer que un hombre acabe en mi boca. Considero que es uno de los actos excitantes y satisfactorios más íntimos en los que un hombre y una mujer pueden participar. ¿Tal vez, y probablemente, esa sea una de las razones de mi natural renuencia instintiva a brindarlo como un servicio? ¿Quién sabe? También me preocupaba el riesgo que implican las ITS (infecciones de transmisión sexual), ya que tuve un amigo que tuvo la mala suerte de infectarse por vía oral y atestiguar lo dolorosos y poco atractivos que podrían ser los efectos”.

Así que decidí, desde el primer día, no ofrecer orales sin protección. Igual, hice mucho dinero. De hecho, después de poco tiempo se hizo evidente que en realidad ganaba más dinero que las otras chicas con las que estaba trabajando. Y los clientes comentaron que se sentían más cómodos, al saber que había menos riesgo de que yo llevara cualquier ITS. Entonces, mi jefe no tenía razón”.

“(…) El factor más importante al hacer este trabajo es sentirse seguro y trabajar dentro de tu zona de confort personal”.

Testimonio 2 – Sexo oral sin

¿Por qué ofrezco oral sin condón? Bueno, para ser sincera, cuando comencé nunca se me pasó por la cabeza que alguien usaría un condón para el sexo oral. Siempre me gustó dar mamadas y el poder que me da sobre un hombre. Me encanta lamer y chupar, y miro cómo se giran y se les tuercen los dedos de los pies al acercarse al borde. Tal vez puedas lograr eso con un condón puesto, pero personalmente me gusta el resultado final en mi cara”.

“Tengo muchos clientes habituales y probablemente hago más oral que penetración, pero en este negocio hay un mercado para todos y para todo (…) Algunos me buscan para un oral sin protección, otros buscarán específicamente a alguien que no ofrezca servicios orales sin – algunas mujeres lo ofrecen a discreción, lo que básicamente significa que lo harán si les gusta la apariencia del chico y su pene”.

“(…) En términos personales, he estado ofreciendo servicios orales sin protección durante 7 años y cada revisión en la clínica ha sido clara. En algunas clínicas tendrás que pedir una prueba estreptocócica, ya que no siempre es de rutina. Todavía no he oído hablar de alguien que tenga una enfermedad sexual a través del sexo oral. Dicho esto, si un tipo me llegara con un herpes labial, no le dejaría besar ni darme una atención oral y también esperaría que si una mujer tuviera un herpes labial, que se tomara el día libre u ofreciera servicios muy limitados”.

“No puedo encontrar ninguna cifra del número de personas que no han contraído una enfermedad a través del sexo oral y es poco probable que pueda hacerlo; por lo tanto, los datos cuantitativos están descartados. Esto significa que tengo que depender de cuentas personales y no he oído hablar, personalmente, de alguien que haya arecibido una enfermedad sexual mediante el sexo oral”.

“Sí, existen riesgos. Lea sobre ITS y hable con su asesor de salud sexual en su clínica local para obtener asesoramiento experto que deberá tener en cuenta al decidir qué ofrecer como servicio, porque una vez más, al final del día, necesitas sentirte cómodo con el servicio que estás brindando “.

Claudia Guzman

Hola, soy Claudia, activista por los Derechos de las Trabajadoras Sexuales. Si te dedicas a la Prostitucion aquí tienes mucho material que te ayudará en tu camino.